Etiquetas

, , , , ,

Thomas Pynchon es un escritor norteamericano, autor de ocho novelas entre 1963 y 2013, todas escritas con una narrativa compleja. En 2009 publicó Inherent vice (traducida al español con el título de Vicio propio). Paul Tomas Anderson es el autor del guion y el director de la adaptación cinematográfica, titulada también Inherent vice y estrenada en 2014. En español se presentó como Puro vicio o Vicio propio. Está protagonizada en sus papeles principales por Joaquín Phoenix y Josh Brolin. Cuenta con las interpretaciones de Benicio del Toro, Owen Wilson, Hong Chau y Katherine Waterston, entre otros.

Se inician los años setenta, en las playas de Los Ángeles. Un particular detective privado -mezcla de hippie y consumidor compulsivo de marihuana, amén de otras drogas-, que tiene afincado su bufete de investigador en un consultorio médico, es requerido por una exnovia. Ésta le cuenta que su actual pareja -un hombre casado, adinerado- está a punto de ser ingresado en un siquiátrico por las maquinaciones de la esposa de éste. Al poco desaparecen la exnovia y el hombre adinerado, sin dejar rastro.

Otros dos clientes reclaman sus servicios. Una busca a su esposo, un músico que también ha desaparecido. Otro quiere encontrar a un neonazi que le debe dinero, y que casualmente es un guardaespaldas del amante de la exnovia del detective, ahora en paradero desconocido. El neonazi aparece muerto y entra en escena un policía fascistoide y fracasado, con quien nuestro protagonista deberá batallar. La trama se complica cuando entra en escena un misterioso barco y una empresa que pudiera dedicarse a la evasión de capitales.

Puro vicio es un neonoir enrevesado y atrayente. También vemos en ella uno de los mejores papeles -para mi gusto- del polifacético actor que es Phoenix, que aquí da vida a un perenne hippi drogadicto.

Un filme muy digno de ver; pero con dedicación, para no perderse en la trama.