Etiquetas

, , , , ,

Fernando González Molina repite en dirección dos años después de El guardián invisible, ahora con la segunda entrega de la trilogía: El legado en los huesos. Ésta es, en realidad, la primera parte del pack conformado con la última entrega filmográfica: Ofrenda a la tormenta, que se estrenaría en 2020, también de la mano de Fernando González. De la primera entrega repiten -entre sus personajes principales- Marta Etura, Francesc Orella, Elvira Mínguez y Benn Northorver. Y se suman Imanol Arias y Leonardo Sbaraglia.

Aparentemente resueltos los primeros homicidios de El guardián invisible, de los que es responsable un familiar de la inspectora que los investiga, aparece una segunda trama. Ahora se trata de aclarar qué relación tienen una serie de asesinatos y mutilaciones ancestrales con la familia Salazar.

Una serie de avisos en unos presos que se suicidan conducen a la inspectora a adentrarse en la investigación, de la mano de un juez poco convencional. La Iglesia interviene también, y se destapan una serie de connivencias con clínicas que dieron por muertos a recién nacidos que tal vez fueron asesinados como ofrendas en un ancestral rito mágico.

Estas últimas dos entregas -la “bilogía”– no engancha desde el primer momento, pero si se es capaz de superar los primeros treinta minutos de la primera parte, la intriga lo mantendrá a uno en vilo hasta el final.

Dignas de ver, sobre todo la tercera parte.