Etiquetas

, , , , ,

Agatha Christie publicó Diez negritos en 1939, pero posteriormente se le cambiaría el título por el de Y no quedó ninguno. Fue su novela número veintisiete. Existen diez adaptaciones a la pantalla, la primera de 1945, y la última es la que hoy traigo aquí; la cual he tenido la oportunidad de ver este fin de semana.

La BBC emitió And then there were none, por primera vez, en 2015. Fue dirigida por Craig Viveiros bajo un guión de Sarah Phelps, que adaptaba la novela de Christie. La protagonizó un magnifico elenco de actores, entre los que nombraré a Charles Dance, San Neill, Aidan Turner y Maeve Dermody. Consta de tres capítulos de una hora de duración cada uno de ellos.

En 1939, un total de siete personas invitados son congregados en una mansión situada en un islote de la costa inglesa. También llega al lugar una joven contratada como secretaria por el presunto anfitrión, y allí les espera un matrimonio que ejercen como sirvientes. La familia que les ha congregado se encuentra ausente, pero se asegura que enseguida se reunirá con el grupo.

Todos los convidados, así como la secretaria y hasta el mismo servicio doméstico, tiene a sus espaldas la autoría de una o varias muertes: unos homicidios que no llegaron a expiar. Poco a poco irán siendo asesinados, sin que puedan huir de la isla y sin que imaginen quién los está aniquilando.

Esta adaptación de la novela me ha parecido sumamente interesante, repleta del buen hacer de la BBC cuando de producir series de época se trata. Muy digna de ver.